La Comisión Europea mostró hoy su satisfacción por la publicación del primer catálogo europeo para clasificar y etiquetar las sustancias químicas peligrosas, con el que se pretende que se evite en la medida de lo posible su uso y que todas sean etiquetadas en base a unas normas comunes. El Ejecutivo europeo consideró que esta recopilación, presentada por la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA, según sus siglas en inglés), es un “avance fundamental” que permitirá que se utilice de manera más segura las sustancias que pueden ser dañinas para la salud y el medio ambiente. El catálogo reúne información sobre más de 100.000 sustancias presentadas por los fabricantes e importadores, busca que las sustancias químicas se clasifiquen y etiqueten de una manera homogénea en toda la Unión Europea, según destacó la CE en un comunicado.